Archivo para 30 abril 2009

La serpiente vencida

 

la-serpiente-vencidaFascinado por la historia de Lilith, reina de los demonios, finalizo la lectura de “La serpiente vencida. Sobre los orígenes de la misoginia en lo sobrenatural”, un estudio de arqueología cultural que indaga sobre las razones de la milenaria vinculación de la mujer al mal, bien como causante directa del mismo o como vehículo necesario (los casos de la Pandora griega o la Eva bíblica son ilustrativos) de que éste nos aflija y persiga desde la noche los tiempos.

Lilith representaba el eros perverso y era la personificación de los peligros que entraña el atractivo femenino (…) Se cuerpo desnudo y deseable se presenta armado de garras con las que atrapa a sus presas masculinas convirtiéndose en una imagen fascinante y a la vez peligrosa. (…) A partir de esta imagen se construirá una leyenda que la convertirá en un monstruo originario enemigo también de recién nacidos y parturientas, ya que la sexualidad incontrolada se opone a la normalidad familiar y a la legítima descendencia.”

Antes de convertirse en la reina de los demonios Lilith fue la primera mujer de Adán, anterior  a Eva según el alfabeto de Ben Sira. Adán la consideraba una animal más del Paraiso puesto a su disposición por el dios creador y esto provocó la rebelión de Lilith que para escapar del Eden tuvo que burlar a su guardián y engañar al propio Yahweh logrando que éste le revelara su nombre sagrado.

Si me ha fascinado la historia de Lilith es porque, de alguna forma, condensa en un momento determinado de nuestra historia como civilización toda una tradición de miedos e intentos patriarcales por asumir definitivamente una posición dominante y de privilegio exclusivo.

El capítulo dedicado al judaísmo es seguramente el que más me ha impresionado del libro, quizá porque era el tema que más desconocía. Sin embargo el estudio arranca con las primeras representaciones femeninas del arte prehistórico para llegar al cristianismo primitivo pasando por las civilizaciones mesopotámicas del III milenio o las aportaciones de griegos, romanos y egipcios en el ámbito mediterráneo.

Entre los valores del texto destacan los sólidos puentes que establece entre la evolución de la imagen de la mujer y su vinculación al mal con la evolución económica, material y social de las sociedades, con la revolución neolítica como posible punto de inflexión en la configuración de una civilización patriarcal basada en la subordinación de la mitad de humanidad, la consagración de propiedad privada y la acumulación de excedentes y la generalización de la violencia como instrumento de control social

Creo haber leído en algún texto de Engels la tesis de que el nacimiento de las desigualdades sociales y la discriminación de las mujeres es simultánea en el tiempo histórico.

En cualquier caso, todos estos temas son tan apasionantes como complejos de analizar y aún más de ser objeto de conclusiones definitivas. Pero “La serpiente vencida” es un esclarecedor relato por muchas de estas hipótesis y una amena lectura para quien esté interesado en conocer el origen de muchas de nuestras construcciones culturales, entre ellas la milenaria vinculación de la mujer al mal que se ha ido reencarnando en diversas imágenes: Eva, Pandora, Hécate, Lilith… hasta llegar a la Gilda cinematográfica por señalar un icono moderno.

Para todos los interesados el libro se puede encontrar el la Librería de Mujeres. Yo lo encontré buscando entre la estanterías de este establecimiento, animado por la invitación de una de sus propietarias de encontrar “algún tesoro” entre los anaqueles. Encontré “La serpiente vencida”: un verdadero tesoro en la isla de igualdad que representa la Librería de Mujeres.

 

 

 

 

Lilith, reina de los demonios

Lilith, reina de los demonios

 

 

 

 

Anuncios

Otro color, otro Madrid, otro 2 de mayo

El próximo 2 de mayo el PSM celebrará un homenaje a Manuela Malasaña en la plaza del 2 de mayo, a partir de las 13:00 horas. El secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez, ha explicado que la intención es celebrar la fiesta de la región en la compañía deseada: el pueblo de Madrid.

Aludía a la decisión adoptada hace unos meses de no acompañar a Esperanza Aguirre en actos oficiales después de que ésta dejara claro cuál era su concepción de la instituciones democráticas vaciando de contenido y saboteando el trabajo de la Comisión creada en la Asamblea de Madrid para intentar esclarecer la conocida como “trama de espionaje” dentro del gobierno regional y el PP. De todos son conocidas las maniobras realizadas por la derecha regional para que la comisión de investigación quedara en agua de borrajas pese a la gravedad de los hechos que se investigaban y que afectaban a la médula de nuestras libertades y derechos como los ciudadanos: ni más ni menos que la realización de seguimientos y vigilancias desde la administración regional, pagados con dinero público y para un uso partidista e interesado por parte de un sector del PP.

Llovía sobre mojado en la cadena de burlas y atropellos perpetrados por el gobierno Aguirre en una espiral creciente de despropósitos (cambio de los reglamentos de la Asamblea regional, expulsión de ciudadanos y colectivos de los Plenos, obstaculización de la labor de la oposición…) con un único denominador común: el desprecio por el funcionamiento democrático de unas instituciones puestas al servicio de la gloria personal de la presidenta Aguirre y de la lucha sectaria dentro del PP utilizando para ello las instituciones que son de todos en la disputa de liderazgos internos en el seno de la derecha.

De alguna forma había que plantarse ante tanta burla y fijar posición en defensa de la calidad democrática de las instituciones madrileñas, denunciando de forma activa el proceso de degeneración al que las arrastra la particular forma de entender el ejercicio del poder por parte de Aguirre y sus secuaces.

Por eso es una buena idea la celebración de un homenaje a Manuela Malasaña que sirva como una reivindicación de la dignidad democrática y sea una expresión de la voluntad de los ciudadanos de no asistir impávidos a la degradación del sistema político en nuestra Comunidad.

El último Congreso del PSM ya señaló que frente al proyecto político que el PP desarrolla en Madrid hay otro Madrid posible, otro color. Hasta tal punto es así que es muy significativa la desproporcionada reacción de los jerarcas regionales ante la celebración impulsada por el PSM en el 2 de mayo y la negativa de los socialistas a servir de séquito de la lideresa en los fastos oficiales en los que acostumbra a utilizar los actos institucionales para arremeter contra todo aquello que se pone por delante de su ambición política.

De la ridícula y desmesurada reacción de la derecha regional da buena cuenta la última ocurrencia del viceconsejero González que ha citado a Napoleón para desacreditar la iniciativa del PSM, en un curioso salto mortal que les ha llevado en un año de la exaltación patriotera del bicentenario del 2 de mayo a la mofa de un homenaje a la figura de Manuela Malasaña utilizando las palabras del emperador francés y adoptándolo como estratega de cabecera.

Todos sabemos cómo acabó Napoleón.

Debate sobre el estado de barrio de Palacio

cartel_debate_barrios.ai

Esta tarde se celebra en la Agrupación Socialista de Distrito Centro un debate sobre la situación del barrio de Palacio al que se ha invitado a vecinos, asociaciones y representantes institucionales. Una buena ocasión para dar un repaso a los problemas y necesidades de un barrio que está movilizado frente a la amenaza de destrucción del parque de la cornisa.

El 7 de junio el PP quiere una patente de corso

 

Preclaros dirigentes del PP, encabezados por el que encabeza de su candidatura a las próximas elecciones europeas, Mayor Oreja, proclaman ufanos que el caso Gürtel y, en general, las turbias tramas de corrupción que crecen como hongos en las inmediaciones del PP no afectan a sus expectativas electorales.

 

Conozco muchas personas progresistas que comparten el análisis con una mezcla de resignación y paciencia, asumiendo que la derecha española está blindada frente a la corrupción debido a las amplias tragaderas de su electorado más afín.

 

No es, sin embargo, una cuestión de perspectivas electorales. Lamentablemente el desdén y autosuficiencia con las que el PP se enfrenta a estos casos es algo más grave porque afecta de lleno a la propia esencia de nuestro sistema de convivencia que se basa, entre otras cosas, en la confianza de que existen una serie de controles explícitos e implícitos que evitan que los comportamientos corruptos hagan nido en las formaciones políticas sin que éstas sufran un castigo o una reprobación social.

 

Por eso no debemos cansarnos de denunciar este tipo de actitudes y comportamientos, ni resignarnos a que formen parte de nuestro paisaje político.

 

No podemos resignarnos a que una panda de rufianes, una trama de buscavidas, un reducido elenco de políticos repartidores de dádivas se paseen por las páginas de nuestros periódicos proyectando, a base de mucha caradura, la falsa imagen de impunidad y chulería que proporcionan unos trajes sisados y unos choriceos enmascarados con buena gomina y otros regalos y detalles tan brillantes exteriormente como opacos para la contabilidad pública.

 

Los ciudadanos no podemos resignarnos a que personajes como el bigotes, el rata, el cabrón o el albondiguilla formen parte de nuestro ecosistema político porque ensucian nuestra vida pública y son un insulto a nuestra ciudadanía y nuestra democracia.

 

Es verdad, la cosa no es de ahora. Recientemente hemos visto al jefe de la banda presumir de su gestión económica. Todos recordamos una de sus recetas milagrosas: entregar a la rapiña y depredación de sus amigos empresas públicas que formaban parte del patrimonio de todos con privatizaciones de beneficios más que abultados para los señores de los negocios y bastante menos evidentes para el conjunto de la sociedad.

 

Siguen haciéndolo allí donde pueden. En Madrid, la abeja reina Aguirre pretende entregar empresas tan rentables como el Canal de Isabel II a los zánganos buscavidas que revolotean las colmenas del PP cuando están instaladas en los gobiernos autonómicos.

 

Es este afán de rapiña, esta actitud ruín y depredadora, la que forma parte del comportamiento histórico de nuestra derecha, a diferencia del comportamiento de sus conmilitones en otros países de Europa. Y esta actitud es la que marca sus objetivos, desde el choriceo de trajes a la venta de empresas públicas, en una estrategia que tiene como único objetivo el vivir parasitando la riqueza que genera el conjunto de la sociedad.

 

No, todo esto no puede quedar impune. Hay que lanzar un poderoso mensaje ciudadano de intransigencia ante este tipo de comportamientos. Hay que alzar la voz y no cansarnos de ello. Y dar nuestro veredicto con los votos ante quienes consienten que se den estos espectáculos en su propio partido sin hacer nada y ante quienes se ufanan de ser invulnerables en sus resultados electorales.

 

Por eso es importante que el 7 de junio nadie en el PP pueda interpretar los resultados electorales como una patente de corso que los ciudadanos les dan para proseguir con sus andanzas piratas sobre el patrimonio de todos.

Concentración por un barrio mejor

cartel_25_abril_color_web 

La Asociación de Vecinos de Centro – La Latina ha convocado una concentración este sábado en Tirso de Molina para reivindicar algo en principio bastante obvio: la defensa del carácter residencial de nuestro barrio, lo que es lo mismo que decir que queremos un barrio cómodo para sus vecinos, con equipamientos, infraestructuras y servicios públicos que atiendan las necesidades y demandas cotidianas de quienes lo habitamos. Con zonas verdes y calles pensadas para ser habitadas.

 

Parece obvio, pero lo cierto es que toda la política del Ayuntamiento de Madrid en el Distrito Centro camina en la dirección opuesta: contemplan el Distrito Centro como un inmenso escaparate multicolor en el que importan más los visitantes y turistas que los vecinos. Sin duda, es posible lograr un equilibrio pero éste debe sustentarse en la premisa de que, al fin y a la postre, los escaparates siempre terminan resultando demasiado fríos e impersonales incluso para los consumidores más compulsivos. Nada más atractivo y atrayente que el centro de una ciudad habitada, desplegando todos los encantos de una zona en la que es cómodo vivir, en la que merece la pena habitar.

 

Lo contrario es crear ciudades sin alma sobre las que especular sin escrúpulos. 

La bitácora de Joaquín Vida

sin-titulo-1-copiaJoaquín Vida, director de teatro y hombre de la cultura en la acepción más amplia de la palabra, ha celebrado su reciente cumpleaños creando un blog en el que ofrece su visión personal sobre algunos de los montajes teatrales en los que ha participado a lo largo de su dilatada vida profesional.

Una bitácora sorprendente, llena de interesantes pensamientos y que nos sirve para acercarnos a algunos de los textos más interesantes del teatro de todos los tiempos de la mano de una persona que, como Joaquín, ha sabido valorarlos, interiorizarlos y compartir con miles de persona su visión de estas obras. Una bitácora que transpira amor por el teatro, respeto por el público y dedicación.

 

En definitiva, una forma diferente de acercarse al teatro y la literatura y un inesperado regalo con el que Joaquín nos ha querido hacer partícipes de su cumpleaños.

 

Rompida de la hora

albalate-030Asistí ayer a la rompida de la hora en Albalate del Arzobispo, un pueblo enclavado en el Bajo Aragón. La rompida de la hora es esencialmente una reunión de miles de personas que provocan un ruido atronador con bombos y tambores a las doce de la noche del Jueves Santo.

Se trata, no obstante, de un celebración con muy escasas connotaciones religiosas, al menos de la religión oficial que impusieron a sangre y fuego los seguidores de la superstición galilea. De hecho, los participantes en la rompida se sitúan mirando al Ayuntamiento y de espaldas al templo de los galileos.

No conozco la historia de esta celebración ni el impulso que lleva a miles de personas a “romper la hora” una vez al año, en una ceremonia para la que ensayan durante meses y que desemboca en una especie de impresionante ritual de resonancias paganas.

No conozco la historia de la celebración pero ayer, cuando los tambores y bombos empezaron a retumbar en la plaza de Albalate, con la luna asomándose a un costado de la torre mudéjar, me acordé de la historia de Zeus. La diosa Rea, para evitar que su hijo Zeus corriera el destino de sus hermanos -devorados por Cronos-, lo ocultó en una cueva de Creta dejándolo al cuidado de la cabra Amaltea. Para evitar que el llanto del niño le descubriera, los guerreros Coribantes danzaban continuamente entrechocando sus armas y ocultando con su estremecedor ruido el paradero del dios infante.

Ayer pensé que los bombos y tambores de Albalate escondían también un milenario pasado pagano, el rescoldo de nuestra fe en los viejos dioses, frente a la mirada omnipresente y aplastante de los representantes de la secta de los galileos, que llenan estos días las calles con su triste ídolo torturado, humillado y asesinado como un simple ladrón, de un modo que nunca hubiese tenido cabida en las cosmogonías del mundo pagano.

Por eso pensé que la rompida de la hora era una curiosa e inconsciente manera de reivindicar toda la riqueza de nuestro pasado pagano. Una impensada venganza de los viejos dioses orientales, capaces de sobrevivir en el imaginario y los rituales del siglo XXI, pese a 2.000 años de persecución, pese a veinte siglos de intentos por apagar la llama de los dioses olímpicos, pese al saqueo de los templos, la destrucción de las estatuas y la condena a la desmemoria.

Pese a todo, la secta de los galileos pasea estos días a su triste ídolo por las calles mientras en el Bajo Aragón el sonido de los tambores oculta el secreto de la humanidad, la existencia de una sabiduría y religiosidad pagana capaz de sobrevivir a todas las persecuciones.

Bajo la protección de la antigua diosa madre, que se asoma tras la torre mudéjar, los tambores y bombos protegían ayer en Albalate a los viejos dioses paganos mientras los galileos lloran la muerte de su triste, humillado y derrotado ídolo.

 


YO SOY ANTINUCLEAR

Perfil de Facebook de Manuel Granda
abril 2009
L M X J V S D
« Mar   May »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  

Estadísticas

  • 61,072 visitas

Acabar con el hambre

Help end world hunger

Páginas