Archivo para 25 marzo 2010

El Hambre

Una de las sorpresas más agradables del formidable disco que Serrat ha dedicado a poner música a un nuevo puñado de poemas de Miguel Hernández es la inclusión de El Hambre, una de mis poesías preferidas.

Me gusta este poema porque me sirve para recordarme permanentemente que en este mundo, obsesionado a veces por “lo nuevo” en las más distintas facetas y acercamientos posibles a la novedad como categoría en sí misma, hay problemas que nos acompañan desde hace milenios. El hambre es uno de ellos.

Ayer mismo asistí a la presentación de un libro en el que se hizo uso y abuso (yo mismo lo hago en muchas ocasiones) de términos como “nuevos problemas”, “nuevas necesidades”, “nuevos retos”, “nuevos desafíos”. Es como si periódicamente necesitáramos reinventar nuestras palabras y nuestros objetivos para no aburrirnos (en esta sociedad tan alérgica al aburrimiento, tan fascinada por el redescubrimiento de la pólvora bajo envoltorios cada vez más sofisticados) o para olvidarnos de que existen realidades antiguas como el mundo que no hemos sido capaces de superar. La tragedia del hambre es una de estas lacras tan antiguas y tan conocidas a la que no conseguimos dar solución.

Para los que no los conozcan aquí van los versos de Hernández recordándonos la prioridad del hambre como problema:

Tened presente el hambre: recordad su pasado
turbio de capataces que pagaban en plomo.
Aquel jornal al precio de la sangre cobrado,
con yugos en el alma, con golpes en el lomo.

El hambre es el primero de los conocimientos:
tener hambre es la cosa primera que se aprende.
Y la ferocidad de nuestros sentimientos,
allá donde el estómago se origina, se enciende.

El hambre…
Tened presente el hambre.

Por hambre vuelve el hombre sobre los laberintos
donde la vida habita siniestramente sola.
Reaparece la fiera, recobra sus instintos,
sus patas erizadas, sus rencores, su cola.

Arroja los estudios y la sabiduría,
y se quita la máscara, la piel de la cultura,
los ojos de la ciencia, la corteza tardía
de los conocimientos que descubre y procura.

Entonces solo sabe del mal, del exterminio.
Inventa gases, lanza motivos destructores,
regresa a la pezuña, retrocede al dominio
del colmillo, y avanza sobre los comedores.

Se ejercita en la bestia, y empuña la cuchara
dispuesto a que ninguno se le acerque a la mesa.
Entonces sólo veo sobre el mundo una piara
de tigres, y en mis ojos la visión duele y pesa.

Ayudadme a ser hombre: no me dejéis ser fiera
hambrienta, encarnizada, sitiada eternamente.
Yo, animal familiar, con esta sangre obrera
os doy la humanidad que mi canción presiente.

Nosotros no podemos ser ellos, los de enfrente,
los que entienden la vida por un botín sangriento:
como los tiburones, voracidad y diente,
panteras deseosas de un mundo siempre hambriento
.

¿Quieren que brindemos con champán por la desaparición del Polideportivo de La Cebada?

Llueve sobre mojado y lamento ser reiterativo pero el particular cuento de  la lechera en el que el Ayuntamiento de Madrid ha convertido el futuro del Mercado de La Cebada amenaza con no tener final feliz o no tener final, prolongando una situación que es desesperada para muchos comerciantes, para más de 100 personas que tienen su empleo en ese mercado, y muy preocupante para los vecinos del barrio y de todo un distrito que, tras el derribo del polideportivo de La Cebada, no cuenta con ninguna instalación de este tipo que atienda la demanda de una población de cerca de 150.000 personas.

Porque no parece haber luz al final del túnel en el que el gobierno del PP se ha metido con el proyecto de remodelación del mercado que debería ser una realidad antes de finalizar esta legislatura, tal y como anunciaron en 2008. Otra promesa incumplida, me temo. Claro que ahí está la crisis para justificarlo todo. Una crisis que, no obstante, le permite al Ayuntamiento invertir millones de euros en la remodelación del Palacio de Cibeles y, al tiempo, dejar morir al Mercado de La Cebada y eliminar el único Polideportivo del distrito Centro.

La concejala socialista Isabel Vilallonga se ha interesado por el futuro del mercado y la respuesta no ha podido ser más inquietante: la respuesta es que tenga confianza en la gestión de un gobierno municipal que lleva tres años dando largas al asunto.

Por si fuera poco La Razón da ideas y pone como modelo a seguir el Mercado de San Miguel que es un sitio muy fino al que se va a tomar cava y ostras mientras se decide qué capricho se da uno en alguno de los únicos y especializados puestos del supuesto mercado. Supuesto porque un mercado exige un mínimo de competencia y libre concurrencia para que el consumidor decida y no, como en este caso, la limitación de la oferta a una única carnicería, una única frutería o una única panadería… en fin la antítesis de un mercado y una fórmula más parecida a un monopolio como bien sabrán los liberales más estudiados.

Espero que la ocurrencia se quedará en las páginas del diario y no nos encontremos en breve con un nuevo centro de delicatessen en La Cebada, en el que los vecinos podamos brindar con champán por el derribo sin alternativas del único Polideportivo del distrito Centro de un Madrid con vocación olímpica. Sería un trago amargo, sin duda.

Por último, recordar nuevamente que existe un grupo de vecinos que han creado un grupo en facebook para ´reivindicar la construcción de un polideportivo en La Cebada.

Apadrina un árbol en Lavapiés

El domingo pasado, paseando por el barrio, me encontré con la gente del colectivo Esta es una plaza, que han reiniciado su actividad para hacer realidad su sueño de convertir un solar de la calle Fourquet en una zona verde de encuentro y convivencia para los vecinos del barrio. Han comenzado con un proyecto que llama a los habitantes de Lavapiés a compartir la experiencia apadrinando un árbol para colaborar con el proyecto. En principio han quedado los domingos por la mañana para avanzar en su sueño, un sueño que, dicho sea de paso, está en las antípodas del diseño oficial de las plazas del distrito dominadas por las losas y el granito.

Otro espacio en vías de recuperación por los vecinos del barrio en el edificio de Tabacalera que, gracias a una cesión temporal del Ministerio de Cultura, va llenarse de actividad en los próximas semanas. Los impulsores de la iniciativa ya están manos de la obra y su actividad puede seguirse también en su web. A propósito, entre sus ideas está también la recuperación de jardín del edificio.

No a la subasta de las escuelas infantiles

Poveda y Gil de Biedma

Actividades en torno al 8 de marzo

Más información en la web de la Agrupación Socialista de distrito Centro.


YO SOY ANTINUCLEAR

Perfil de Facebook de Manuel Granda
marzo 2010
L M X J V S D
« Feb   Abr »
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031  

Estadísticas

  • 60,801 visitas

Acabar con el hambre

Help end world hunger

Páginas