Posts Tagged 'Gallardón'

La moqueta mágica del alcalde

Desde su flamante despacho del Palacio de los 500 millones de euros, el hiperbólico alcalde contempló la ciudad que debía servirle de catapulta a sus ambiciones. En ella había enterrado cientos de millones más: enlosando sus plazas, enterrando carreteras y cubriendo de moquetas interminables sus más fastuosas inauguraciones.

Tan reluciente lucía la ciudad a vista de pájaro que no pudo ocultar un gesto de fastidio cuando observó que, finalmente, tanto dinero, tantos esfuerzos, tanta ambición y tantas hipérboles y grandilocuentes golpes de pecho quedaban irremediablemente deslucidos: los pobres, los vagabundos, los locos, una vez más, ensuciaban la imagen de su ciudad y de sus ambiciones.

Así que, a la vista de que no podía ocultar esa realidad bajo nuevas moquetas, ni azules ni magentas, imaginó lo bella que luciría la ciudad si una ley le permitiera deshacerse de ellos o confinarlos en algún lugar lejos de las miradas inquisitivas de los visitantes y vecinos. Una ley de vagos y maleantes que funcionara, una vez más, como una mágica alfombra bajo la que ocultar la basura.

¡Qué feliz sería el hiperbólico alcalde si fuese capaz de convencer a sus conciudadanos de las ventajas de una ley así! ¡Y qué limpia, qué pulcra luciría su ambición!

Anuncios

Manifestación contra el saqueo de Madrid

Plazas al gusto de Atila

Sólo hay que darse un paseo por Callao, Cabestreros, la plaza de la Luna, Opera o Jacinto Benavente para comprobar cómo se acumulan malos ejemplos  en el distrito sobre la estética que Gallardón quiere para nuestras plazas: espacios de losas en los que es difícil que crezca una brizna de hierba, espacios hostiles a los árboles, plazas condenadas a ser zonas de paso en cualquier estación del año y convertidas en inmensos solariums sin una mala sombra bajo la que sentarse a conversar, leer un libro o el periódico o simplemente descansar un ratito. Plazas convertidas en las plataformas ideales para expulsar a los ciudadanos y acoger supuestas ferias de pseudoartesanía que se van encadenando a lo largo del año ofreciendo los mismos productos bajo las más variopintos disfraces.

Un grupo de ciudadanos se han organizado a través de una página de facebook, bautizada como No a los descampados de cemento en el centro de Madrid para manifestar su protesta por esta forma de entender la ciudad más propia de Atila que de un alcalde del siglo XXI. Es una buena iniciativa a la que merece la pena sumarse y que ya ha tenido algunos éxitos a la hora de de llamar la atención sobre este tema: varios medios de comunicación se han hecho eco de la protesta y el Grupo Municipal Socialista ha presentado una moción al Pleno de la Junta Municipal de Distrito Centro solicitando un cambio en la política de remodelación de nuestras plazas. Un resumen del debate que se generó a través de esta moción puede verse en los periódicos digitales Somos Centro y Somos Malasaña.

La respuesta del Equipo de Gobierno no es muy alentadora pero eso no significa que no haya que seguir alzando la voz ante la obsesión patológica de nuestro alcalde de cubrir de cemento cualquier plaza del distrito y sepultar bajo enormes losas cualquier posibilidad de contar con árboles.

Contra la nueva tasa de basuras

tasa de basura

Más información en la web del Grupo Municipal Socialista. Puedes firmar contra la tasa on line.

Gallardón en bici: la larga etapa de la promesa a la realidad

Es ya toda una tradición que el Día Europeo sin coches sea aprovechado por el gobierno del Ayuntamiento de Madrid para anunciar una medida estrella con la que “vender” el compromiso municipal con el trasporte sostenible y el Medio Ambiente.

Este año la noticia protagonista de la jornada ha sido el anuncio del proyecto Mybici, que es presentado ahora pero será una realidad en 2011, un plazo más que generoso para que esta misma medida sea publicitada y anunciada unas cuantas veces más, si es que antes no es condenada al cajón de las promesas incumplidas y la desmemoria ciudadana permite que el proyecto sea convenientemente olvidado.

Quede claro que la iniciativa me parece buena y loable su intención (si es que ésta no se reduce, como me temo, a dar un pretexto para que el alcalde Gallardón se diera un paseo en bici que nutriera de fotografías a los medios con ocasión de la Semana de la Movilidad). Pero también debo decir que no me creo que vaya a realizarse, a la vista de los antecedentes y del destino de otras medidas anunciadas en pasados años en la misma fecha. Siempre encontrará Gallardón alguna excusa para no dar cumplimiento a la promesa.

 Entre tanto, merece la pena detenerse en los escasos datos ofrecidos por el Ayuntamiento sobre el prometido proyecto Mybici y compararlos con las realidades tangibles de experiencias de este tipo en otras ciudades. O, lo que es lo mismo, poner frente a frente, aunque sea a modo de pasatiempo, los deseos y promesas del Ayuntamiento de Madrid y las realidades de Ayuntamientos como el de Gijón, Zaragoza y Barcelona.

Los datos que figuran a continuación proceden de las web de los distintos Ayuntamientos con alguna excepción llamativa que haré notar:

Madrid

El prometido proyecto Mybici debería ser una realidad en 2011.  En esa fecha los madrileños, contaríamos con 1.560 bicicletas, 120 estaciones y 70 km de carril bici, fundamentalmente en el Distrito Centro. Para usar el servicio será necesario contar con una tarjeta bancaria y pertenecer al Club Mybici. Hasta aquí los pocos datos que se dan en la web municipal, que se guarda mucho de dar detalles sobre el coste que tendría el servicio para los usuarios por aquello de no pillarse los dedos. Algo de este tema debió decirse de palabra a los medios de comunicación porque estos recogen tarifas aproximadas de 25 euros al año (para los usuarios del abono de transportes, esta cuota será de unos 12,50 €). A la hora de coger cada bicicleta, será necesario pagar unos 0,30 € por cada 30 minutos de uso (a céntimo por minuto).

Gijón

Un proyecto similar es Gijón bici, con la diferencia de que en éste caso hablamos de una realidad desde que se puso en marcha en 2004. En estos momentos los gijoneses cuentan con 8 estaciones y 64 bicis y se han iniciado los trabajos que permitirán ampliar a 63 los kilómetros de carril bici. El servicio es gratuito y se usa a través de una tarjeta ciudadana renovable cada tres años. Gijón contaba con 278.242 habitantes a 1 de enero de 2008.

Zaragoza

Bizi Zaragoza comenzó su andadura en 2008. Cuenta con 100 estaciones, 1.000 bicicletas y 79 km de carril bici. El uso del servicio se realiza a través de una tarjeta de abonado que cuesta 20 euros al año y el uso de la bicicleta cuesta 0,50 por cada fracción de 30 minutos con la primera fracción gratuita (incluida en el abono).

Barcelona

Bicing Barcelona es una realidad desde 2007. A 1 de mayo de 2009 contaba con 6.000 bicicletas y 400 estaciones y más de 100 kilómetros de carril bici. Para usar el servicio se precisa un abono anual 30 euros o Abono semanal 1 euro (pendiente de aplicación). 0,50 por cada fracción de media hora. La primera fracción gratis.

Sin título-1

 

Es razonable pensar que para cuando en Madrid se ponga en marcha Mybici los ciudadanos de Gijón, Zaragoza o Barcelona habrán visto cómo seguían creciendo y desarrollándose sus sistemas de transporte a través de bicicletas.

Otras ciudades con sistemas similares son Girona, Londres o Milán.

Es la diferencia entre la realidad y el deseo, entre las promesas eternamente aplazadas y el trabajo efectivo.

La nota de prensa del Ayuntamiento de Madrid sobre Mybicing se inicia con la siguiente frase (aludiendo al Día Europeo sin coches): “Que no sea una mera conmoración, una llamada de atención a los ciudadanos sobre la necesidad de cambiar hábitos en sus desplazamientos y de concienciarlos sobre el medio ambiente”.

Así sea. Para empezar no estaría mal empezar a hacer pedagogía ciudadana sobre el tema y que en la página web del Ayuntamiento de Madrid pudiéramos encontrar fácilmente algo parecido a esto que encontramos en  la web del Ayuntamiento de Barcelona.

Subestimé a Gallardón

Paseando por la calle Fuencarral hace unos días me pregunté que habría sucedido con el proyecto municipal de reconstruir el templete de la Red de San Luis, anunciado a bombo y platillo hace poco menos de doce meses.

Ya entonces comenté en esta misma bitácora la perplejidad que me producía ver reanunciado un proyecto que ya había sido lanzado al estrellato hace la friolera de 9 años por el Ayuntamiento de Madrid.

Los periodistas de Madridiario han tenido la oportunidad de preguntarle directamente al alcalde Gallardón por este proyecto y la respuesta me ha dejado al borde de la alucinación: “no es un compromiso ni se ha presupuestado, aunque se considerará su instalación en un futuro cuando haya dotación presupuestaria”.

Hace un año pequé de ingenuo al criticar que un proyecto así se arrastrara durante diez años, con periódicos anuncios de próximo inicio de obras. Sin duda subestimé la capacidad de Gallardón de incumplir promesas, dilatar el tiempo de los proyectos, aplazar decisiones, acometer proyectos una y otra vez anunciados y una y otra vez aplazados. Subestimé a este alcalde nuestro que cuida tanto su fama de buen gestor cuando su único mérito es ser un gran embaucador.

Sombras navideñas en la calle La Palma

Microsoft Word - El Ayuntamiento de Madrid.doc

Los vecinos de la calle la Palma, 23 me envían unas imágenes que dan testimonio de la aberración urbanística que se está cometiendo en está calle. Ya lo habían denunciado en esta bitácora y de su situación se han hecho eco algunos medios de comunicación. Pero el Ayuntamiento, a través de su Gerencia de Urbanismo, no parece dispuesto a ofrecer soluciones.

 

A los evidentes perjuicios que esta obra supone para los vecinos, que se verán privados de luz natural en sus viviendas, yo añado una consideración medioambiental. Ahora que se habla tanto del necesario ahorro energético y que las últimas tendencias de la arquitectura ofrecen soluciones para aprovechar al máximo la iluminación natural en el diseño de las nuevas viviendas: ¿es tan difícil aplicar estos parámetros a los cascos históricos? ¿Debe primar la especulación y los beneficios de algunas empresas sobre los derechos de los vecinos y la planificación sostenible del urbanismo de las ciudades?

 

Como bien señalan los vecinos de la calle La Palma tanta política de escaparate y tantas luces navideñas esconden espacios de sombra muy preocupantes en la acción de nuestro Ayuntamiento.


YO SOY ANTINUCLEAR

Perfil de Facebook de Manuel Granda
octubre 2017
L M X J V S D
« Jun    
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
3031  

Estadísticas

  • 60,927 visitas

Acabar con el hambre

Help end world hunger

Páginas