Posts Tagged 'Obama'

Obama

obama_suenos_padreEste verano he dedicado gran parte de mis ratos de lectura y playa a intentar conocer mejor al nuevo presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, contando con la indudable de ventaja de disponer de dos libros escritos por él mismo: “Los sueños de mi padre”, unas memorias escritas por Obama antes de iniciar su carrera política y “La audacia de la esperanza”, un libro en el que hace un amplio recorrido por los temas más candentes de la actualidad de Estados Unidos desde su privilegiada atalaya de senador y utilizando como hilo conductor de sus reflexiones las experiencias que va acumulando desde el momento en que pone el pie en esta cámara. Lo primero que me gustaría destacar es la gran calidad literaria de ambas obras.

En el primer caso, “Memorias de mi padre”, se trata de una muy afortunada incursión en el género de las memorias que relata el proceso de maduración del joven Obama centrando la atención del lector en torno a tres hitos muy definidos: su infancia y adolescencia en Indonesia y Hawai, su experiencia como organizador comunitario en Chicago y su viaje a Kenia tras conocer la muerte de su padre en una especie de recorrido iniciático que le ayuda a resolver sus dudas y contradicciones en el reencuentro con sus raíces africanas.

Las memorias de Barack Obama están repletas de episodios reveladores, de fogonazos que arrojan mucha luz sobre el personaje público que ahora conocemos y que explican su visión del mundo y su compromiso con las ideas que abandera. Suponen, además, para un europeo, una lúcida reflexión sobre una realidad tan rica y compleja como la norteamericana que encierra tantos aspectos desconocidos respecto a  un país sobre el que, paradójicamente, muchos consideramos conocerlo todo o casi todo en una especie de espejismo en el que los prototipos y prejucios sustituyen al conocimiento real.

Quizá por este desconocimiento mío de la realidad norteamericana es la parte de las memorias dedicadas a su labor como organizador comunitario en Chicago la que más extraña se me ha hecho. Sin embargo las más intimistas dedicadas a su infancia y adolescencia o el viaje a Kenia están llenas de episodios y reflexiones más asequibles, probablemente por tratar de temas universales al ir Obama desenhebrando el ovillo de contradicciones, identidades y crecimiento personal al todo ser humano, en un momento u otro de su vida, ha tenido que dedicarse.

Claro que la trayectoria vital de una persona como Obama, hijo de un matrimonio mixto, criado entre Indonesia y Hawai, miembro de una minoría y a la vez heredero de la cultura nortemericana y educado en sus valores, atravesando una infancia y adolescencia presidida por su relación referencial con la figura de un padre ausente es lo suficientemente fascinante como para constituir una inmejorable materia prima para un libro de memorias. El talento, la valentía y la sinceridad de Barck Obama ha hecho el resto y el resultado es uno de los mejores libros de memorias que yo haya leído.

Anuncios

7 de junio: los europeos también podemos

obamayzp

Estoy gratamente sorprendido por las primeras semanas de gobierno de la administración Obama, especialmente después de que su gira europea nos haya permitido visualizar algunas propuestas que suponen un auténtico giro en la política de Estados Unidos y permiten abrigar la esperanza de que es posible construir un mundo más justo, más democrático, más multipolar y que fije como prioridades aquellas cosas que importan de verdad: la lucha contra el hambre, por la paz y por la preservación de nuestro medio ambiente.

 

Hablo de la nueva política hacia Cuba, hacia el mundo árabe, de la apuesta por una nueva arquitectura de las relaciones internacionales en la que se opta por un liderazgo compartido con el concurso de los países emergentes y en vías de desarrollo en el proceso de toma de decisiones.

 

Hablo de la voluntad de avanzar hacia un gobierno compartido sobre la economía global cuyos primeros pasos se han dado en estos días, de la decisión de apoyar el proyecto de la Alianza de Civilizaciones.

 

Y hablo sobre todo de la decisión política asumida por Obama de llegar a un mundo sin armas nucleares. Es un viejo sueño que tenemos que hacer realidad. La última vez que un líder mundial habló de forma tan clara y decidida sobre este objetivo fue en 1986. Entonces Mijail Gorbachov, presidente de la Unión Soviética, asombró al mundo con su iniciativa de eliminar los arsenales nucleares para el año 2000. Entonces no fue posible. Corrían otros tiempos. El complejo militar-industrial estadounidense y el colapso de la URSS impidió avanzar en ese camino.

 

En realidad, desde los tiempos de la Perestroika, ningún líder mundial había despertado tantas esperanzas, ilusiones y movilizado una voluntad de cambio como Barack Obama.

 

La diferencia es que, ahora es posible ganar esta batalla por la paz. Barack Obama es el resultado de un potente movimiento progresista en Estados Unidos que se ha ido articulando en los últimos años y lo ha catapultado a la presidencia de su país. El mundo que se encuentra es muy distinto al de 1985.

 

La actual crisis económica ha mostrado las limitaciones del actual sistema económico y, por más que les pese a algunos, volver a atrás es ya imposible. La recuperación económica no nos colocará en la situación anterior: Son precisos cambios estructurales en el sistema para salir de esta crisis.

 

Es posible y necesario construir una alianza de fuerzas de progreso a nivel mundial que sea capaz de dirigir los inevitables cambios y hacernos avanzar hacia un mundo más próspero, más justo y solidario. El pueblo de Estados Unidos ha demostrado que se puede avanzar hacia ese nuevo mundo. No es el único: antes lo habían hecho los pueblos latinoamericanos apostando, según las peculiaridades de cada país, por nuevas formas de hacer política y de fijar las prioridades de los gobiernos.

 

El próximo 7 de junio los europeos nos enfrentaremos a una decisión similar. El nuevo mundo que está naciendo precisa una Europa fuerte y progresista, alineada con las fuerzas trasnformadoras de todo el mundo. Una Europa dispuesta también a compartir el protagonismo en el gobierno mundial de la globalización y dispuesta a asumir sus responsabilidades ante el mismo.

 

Por eso son importantes las próximas elecciones europeas: necesitamos una mayoría progresista en el Parlamento Europea que lance un potente mensaje al mundo de que los europeos también estamos dispuestos a construir un mundo mejor. Y, como los estadounidenses, podemos hacerlo.

 

Hace unos meses celebramos en la Agrupación Socialista de Distrito Centro una fiesta por la victoria electoral de Obama, en la que contamos con representantes del Partido Demócrata en España. El cartel que para la ocasión preparó el compañero Marco Carrasco y que encabeza estas líneas resultó premonitorio. En pocas semanas podremos celebrar la victoria de los socialistas en el Parlamento Europeo que le dará dimensión continental al lema de aquel cartel: “Juntos, para combatir las desigualdades”.

Orgullo americano

 

En marzo de 2004 un buen amigo mío, Luis, estaba en París disfrutando de una beca en una de las universidades francesas. El 14 de marzo se celebraban elecciones en España pero él no había podido gestionar los papeles para votar desde allí ni contaba con dinero para viajar a Madrid a depositar el voto en su colegio electoral. El 11 de marzo, los atentados de Atocha, Santa Eugenia y El Pozo cambiaron sus planes.  

 

Mi amigo vivió con perplejidad y cierto nerviosismo lo dispares que resultaban las informaciones sobre los hechos que se sucedían en España según la prensa francesa o los medios de comunicación españoles que consultaba a través de Internet. Recuerdo perfectamente sus correos electrónicos en los que preguntaba. “¿Qué está sucediendo en España? No os están contando la verdad”.

 

Así que decidió el mismo viernes, 12 de marzo, volar a Madrid para poder votar contra un gobierno mentiroso y a favor del cambio. Como no tenía dinero fue a una agencia de viajes francesa a explicar su situación: la de un español preocupado por lo que pasaba en su país y que quería viajar para votar en las elecciones. Sorprendentemente en la agencia de viajes se hicieron cargo de la situación y tramitaron el billete de avión aceptando que pagara más adelante el importe. El 14 de marzo Luis estaba en España votando las listas del PSOE.

 

A su vuelta a Francia le sorprendió que le parasen compañeros de la Universidad para felicitarle por la reacción de los españoles y los resultados electorales que habían convertido a Zapatero en presidente. “Es la vez – me dijo- que más orgulloso me he sentido de ser español”.

 

Pensaba en esto cuando escuché el pasado viernes a Sue, Milli y Deborah, las representantes del Partido Demócrata que acudieron a la Fiesta por la victoria de Obama en la Agrupación Socialista de Distrito Centro. El mismo orgullo por su país, la misma esperanza en que las cosas podían cambiar, la misma ilusión, el mismo alivio por quitarse de encima el peso de un gobierno nefasto.

 

Los grandes hechos históricos se explican a veces mucho mejor con las pequeñas historias de las personas que los vivimos a pie de calle. Son nuestras reacciones, nuestras ilusiones las que dan la pauta de la importancia de los acontecimientos.

 

Obama, no nos falles.

Celebremos la América luminosa de Walt Whitman

 

 

walt-whitmanLa Agrupación Socialista de Distrito Centro celebra este viernes, 14 de noviembre a partir de las 20:00 horas, una fiesta para celebrar el reciente triunfo de Barack Obama en las elecciones estadounidenses bajo el lema “Juntos para luchar contra las desigualdades”.

 

Me parece una buena idea y una buena excusa para juntarnos todos aquellos que asistimos con ilusión y esperanza a un posible cambio de rumbo en la principal potencia del planeta. De momento parece que Obama es sólo la punta del iceberg de una impresionante movilización ciudadana que en estos años ha despertado en los Estados Unidos, uniéndose en torno a objetivos muy concretos. La histórica participación en la jornada electoral apunta a ese mar de fondo que ha impulsado a Obama hasta la presidencia de los EE.UU.

 

Me gusta este presidente que representa unos Estados Unidos más modernos, más abiertos al mundo, más comprometidos con los grandes desafíos que la humanidad tiene por delante: la paz, la convivencia pacífica entre los pueblos y la lucha contra el cambio climático. Me gusta este presidente que conecta tan directamente con esa América luminosa de Walt Whitman.

 

Con estrépitos de músicas vengo,
con cornetas y tambores.
Mis marchas no suenan solo para los victoriosos,
sino para los derrotados y los muertos también.
Todos dicen: es glorioso ganar una batalla.
Pues yo digo que es tan glorioso perderla.
¡Las batallas se pierden con el mismo espíritu que se ganan!
¡Hurra por los muertos!
Dejadme soplar en las trompas, recio y alegre, por ellos.
¡Hurra por los que cayeron,
por los barcos que se hundieron en la mar,
y por los que perecieron ahogados!
¡Hurra por los generales que perdieron el combate y por todos los héroes
                vencidos!
Los infinitos héroes desconocidos valen tanto como los héroes más
                 grandes de la Historia.

 

(Walt Whitman)

 

En la red hay una iniciativa impulsada por Mundo en Acción que está recogiendo los mensajes que los habitantes del planeta queremos hacer llegar al nuevo presidente de Estados Unidos. Yo ya he dejado el mío, pecando quizá de una ingenuidad a la que da alas la esperanza de que un mundo mejor es posible: Señor Obama, acabe con el injusto bloqueo a Cuba. Es la hora del diálogo y la política.

 

Voces desde hace largo tiempo
enmudecidas me recorren,
voces de interminables generaciones
de cautivos y de esclavos,
voces de enfermos y desahuciados,
de ladrones y de enanos,
voces de ciclos de gestación
y de crecimiento,
y de los hilos que conectan las estrellas,
y de los úteros y de la savia paterna,
y de los derechos de los pisoteados,
de los deformes, vulgares, simples,
tontos, desdeñados,
niebla en el aire, escarabajos que
empujan bolitas de estiércol.

 

(Walt Whitman)

cartel_obama.ai


YO SOY ANTINUCLEAR

Lo Más Visto

Perfil de Facebook de Manuel Granda
diciembre 2017
L M X J V S D
« Jun    
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031

Estadísticas

  • 61,071 visitas

Acabar con el hambre

Help end world hunger

Páginas