Posts Tagged 'Rajoy'

Rajoy y la cruda realidad

Una pena. Ninguna sorpresa deparó ayer el discurso de Rajoy: algún insulto, alguna falta de respeto, algún proyecto inquietante de reforma que se esfuerza más en esconder que en mostrar, ninguna idea nueva, contadísimas concesiones al diálogo y muchos, muchísimos anuncios sobre la inminente llegada del anticristo que acabará con España.

Lo que no me deja de sorprender es esa persistente perplejidad de Rajoy, esa real o fingida incapacidad de comprender por qué él está en la oposición mientras gobiernan una panda de iletrados e ignorantes que se han apropiado de lo que sólo le pertenece a él, genuino representante de los señores del poder político y económico.

Una pena. Otra ocasión perdida. Ahora tendrá que volver a la cruda realidad de lidiar diariamente desde Génova la avalancha de presunciones de inocencia que tiene que avalar para llegar vivo políticamente a la siguiente oportunidad de confrontar su proyecto de futuro con el presidente Zapatero. Me temo que su percepción del estado del PP es tan desenfocada e irreal como la del estado de la nación.

¿Me sorprenderá Rajoy?

A estas alturas de la tarde ya tengo claro que el gobierno de España ha puesto rumbo a la salida de  la crisis. España tiene una estrategia coordinada con las principales economías del mundo, Zapatero acaba de anunciar una nueva batería de herramientas para establecer las bases de un nuevo modelo de crecimiento y como país disponemos de un jefe de Gobierno dialogante y dispuesto a la concertación y la suma de esfuerzos.

Nada de esto me sorprende y me gusta especialmente la vía elegida para superar la crisis: el camino de la cohesión social, el crecimiento equilibrado y sostenible basado en la innovación y la modernización de nuestro tejido económico.

Pero quien quiero que me sorprenda esta tarde es el señor Rajoy. Hasta el momento el portavoz de la derecha no parece tener clara una estrategia ni ha dejado claros los instrumentos con los que combatiría la crisis (intuimos apuestas alarmantes hacia el abaratamiento del despido, el recorte de las políticas sociales y la restauración del ladrillo en el trono de la economía española).

Pero no todo está perdido. ¿Es posible que Rajoy me sorprenda y decida esta tarde que ya vale de comportarse como un ratero de votos al albur de la crisis para animarse a arrimar el hombro y colaborar en la recuperación de la senda del crecimiento?

Ni elecciones generales ni primarias en el PP, el 7 de junio decidimos el futuro de Europa

7dejunioQue el proyecto de integración europea no pasa por sus mejores momentos es una realidad tan obvia como que no existe alternativa posible a la necesidad de construir más Europa. La disyuntiva real es, en estos momentos, si Europa se construye al margen de sus ciudadanos o si éstos serán el motor fundamental del proyecto europeo, dándole una dimensión cultural, social y política que desborde los proyectos de limitar la UE a una unión económica amable para los capitales y los poderes económicos y lejana para la mayoría de los ciudadanos/as europeos.

La Unión Europea acumula los suficientes años de historia como para poder sacar conclusiones claras sobre quién defiende qué. Y parece evidente que han sido las fuerzas progresistas las que más decididamente han tirado del carro de un modelo de desarrollo basado en la prosperidad económica, la profundización en un modelo de bienestar y cohesión social y la ampliación de derechos y libertades en una Europa garante de la paz, la libertad y la justicia.

Las próximas elecciones europeas son trascendentales porque seguramente nos jugamos el futuro de la Unión Europea como proyecto común en un momento histórico en el que es posible fraguar alianzas de progreso con otros actores internacionales de forma que, entre todos, seamos capaces de inaugurar una nueva etapa para el mundo, gobernando la globalización desde criterios de justicia y equidad.

Por eso es importante que en las próximas semanas el debate se centre en Europa y seamos capaces como sociedad de entender qué es lo que decidimos el próximo 7 de junio.

Es importante porque el barullo que tienen montado en el Partido Popular amenaza con eclipsar aspectos decisivos en el debate político, con un Rajoy empeñado en convertir la cita electoral en un ajuste de cuentas con Zapatero y un Mayor Oreja-Aznar decididos a convertir la cita electoral en un ajuste de cuentas con Rajoy en la disputa del liderazgo de la derecha. Demasiado ruido para unas elecciones tan importantes a nivel europeo.

Pese a que echarán el resto para convencernos de lo contrario, es importante saber que el 7 de junio no se celebran elecciones generales ni primarias en el PP. Nos jugamos, ni más ni menos, el futuro de Europa, que no es poco.

El PP según San Mateo: si tu ojo derecho es para ti ocasión de pecar, sácale y arrójale fuera de ti….


Recomiendo la lectura de la entrevista que hoy publica El Mundo con Leire Pajín y sus interesantes reflexiones sobre la presunta trama de espionaje que se ha abatido sobre el PP madrileño. Comparto especialmente su afirmación de que hay silencios que queman más que las palabras, en alusión al mutismo que Esperanza Aguirre ha mantenido durante varios días sobre el tema.

 

He hablado ya en esta bitácora sobre la ordalía o “juicio de dios” al que Aguirre está dispuesta a someterse para probar la inocencia de su gobierno en este turbio asunto de los espias.

 

No dejan de llamar la atención las altisonantes reacciones que ante este tema está adoptando el PP. También Rajoy se ha sumado a las grandes frases anunciando que no le temblará la mano a la hora de apartar al PP a los responsables del desaguisado si se demuestra su culpabilidad o implicación en el mismo.

 

Me recuerda la estricta pose a las frases de sermón de la montaña: “Que si tu ojo derecho es para ti ocasión de pecar, sácale y arrójale fuera de ti; pues mejor te está el perder uno de tus miembros, que no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. Y si es tu mano derecha la que te sirve de escándalo o incita a pecar, córtala y tírala lejos de ti; pues mejor te está que perezca uno de tus miembros, que no el que vaya todo tu cuerpo al infierno”.

 

En fin, enredados en este carnaval bíblico de declaraciones grandilocuentes a los ciudadanos/as nos bastará con comprobar si es cierto tanto afán justiciero o si maniobrarán para esconder los ojos y manos amputados debajo de una alfombra en la calle Génova: o si es verdad que se aplicarán con diligencia a la resolución de las dudas que tan grave asunto ha generado.

 

En cualquier caso estaría bien que sepamos pronto de quién son los indiscretos ojos y las torticeras manos que han puesto al PP al borde del precipicio de la ilegalidad y la vulneración de los derechos fundamentales.

Misterio desvelado

… y el peor Rajoy es el real

La única virtud del Rajoy del segundo debate electoral es que nos ha permitido ver con nitidez el verdadero ideario del grupo dirigente de la derecha española. Ésta tiene como principal problema su pendiente y siempre aplazada homologación con la derecha democrática europea. La derecha española tiene un sentido patrimonial del poder político. Considera que es suyo por derecho natural y cree a pies juntillas, como si formara parte de su código genético, que ésta es una verdad objetiva que sólo se ve alterada por paréntesis que responden a anomalías históricas.

Por eso ayer Rajoy no actuó como el dirigente de una derecha democrática sino como el registrador de una propiedad que considera suya por “sentido común”. Así las cosas, vimos a un Rajoy perplejo y enrabietado al ver como Zapatero se dirigía directamente a los auténticos propietarios del poder político en democracia: los ciudadanos y ciudadanas mientras él centraba todas sus fuerzas en acosar al “usurpador” que le ha robado su propiedad.

Su problema, señor Rajoy, no es Zapatero ni el Gobierno de España. Su problema es que no nos convence a los ciudadanos/as porque ni siquiera cree necesario hacerlo. Es un grave problema en democracia. Míreselo.

El mejor Rajoy no da la talla ….

Dos conclusiones sobre el debate de ayer entre Zapatero y Rajoy. 1) Rajoy estuvo considerablemente por encima de las expectativas que sobre él se tenían, sobre todo en lo que se refiere a las formas y la capacidad de condensar brevemente sus líneas de ataque. No obstante el mejor Rajoy de los últimos tiempos sigue a una distancia sideral de Zapatero, especialmente si de lo que se trata es de elegir al próximo presidente del gobierno.

Segunda conclusión: este Rajoy que no se amilana coincide con el Rajoy más duro y escorado hacia la derecha más pura y dura. Aquí entramos en el fondo del discurso y también en la idea que este señor tiene de ejercer el liderazgo y el poder político.  Es muy preocupante que Rajoy encuentre su mejor tono en el insulto, la descalificación personal y la asunción de posiciones muy alejadas de las que existen en los partidos de la derecha democrática en el resto de Europa. ¿Dónde ha quedado aquel Rajoy que nos intentaron vender en 2004: paladín de la moderación, muñidor de consensos e inagotable negociador experto en alcanzar acuerdos? Ni rastro del producto que nos intentaron colar en 2004. ¿Qué Rajoy es el verdadero: el de 2004 o el de 2008? 

Con todo, del debate me quedo con un dato para la preocupación. Hasta ahora, referirse al fenómeno migratorio como “avalancha” es algo que sólo había visto en los carteles de convocatoria de manifestaciones de la ultraderecha o en páginas web de este tipo de grupúsculos de nostálgicos de tiempos pasados. Ayer Rajoy dio carta de naturaleza a este término (“avalancha”) en el lenguaje político del PP. Es un elemento muy revelador de por donde van los tiros en el nuevo PP de Rajoy, Aguirre, Zaplana, Pizarro y Acebes. Y esta es una muy mala noticia para nuestra democracia y para la tarea que tenemos por delante a la hora de enfrentarnos a la construcción de una sociedad plural capaz de impulsar la convivencia en un mundo gradualmente más abierto y global. Por eso mismo creo que es de alabar el ejercicio de autocontención que demostró ayer Zapatero, evitando entrar en la espiral de crispación y radicalismo de Rajoy. Seguramente Zapatero estuvo por debajo de lo que muchos militantes socialistas hubiésemos deseado en lo que se refiere a la réplica ante los insultos, las mentiras y las calumnias lanzadas por Rajoy. Pero estuvo intachable, sobresaliente, en su papel de candidato a presidente de todos los españoles, intentando atraer a su adversario al terreno de la política y a la discusión sobre las medidas concretas que han ampliado las políticas sociales y mejorado la calidad de vida de los españoles y españolas, reclamando de Rajoy propuestas en estos temas. Rajoy no quiso o no pudo entrar en ese debate y prefirió contentar a los que le acusan de “maricomplejines”. 

Resumiendo: el mejor Rajoy (en las formas) no da la talla y Zapatero tiene la cabeza puesta en el futuro y en los ciudadanos y ciudadanas de este país. Bien por Zapatero.


YO SOY ANTINUCLEAR

Perfil de Facebook de Manuel Granda
agosto 2017
L M X J V S D
« Jun    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Estadísticas

  • 60,807 visitas

Acabar con el hambre

Help end world hunger

Páginas